METODOLOGÍA DE EVALUACIÓN DE EDIFICACIONES SUSTENTABLES

Fomenta una construcción más sostenible que repercute en beneficios económicos, ambientales y sociales para todas las personas vinculadas a la vida del edificio (promotores, propietarios, inquilinos y/o usuarios), al tiempo que traslada la Responsabilidad Social Corporativa de la empresa a la sociedad y al mercado de forma inequívoca y fácilmente perceptible.

BENEFICIOS ECONÓMICOS. Un edificio con certificación MEES® supone importantes beneficios económicos para sus usuarios (disminuye el consumo energético entre 50-70%, el consumo de agua hasta un 40%, y se reducen los gastos de funcionamiento y mantenimiento entre 7-8% e incrementa las rentas un 3% y la tasa de ocupación de los inmuebles en 3,5%).

BENEFICIOS AMBIENTALES. Las medidas promovidas por la metodología para reducir al mínimo las emisiones de CO2 durante la vida útil del edificio y que son agrupadas, entre otras, en categorías como: Transporte (ubicación de parcela), Residuos (aspectos relacionados con el almacenaje previo a su recogida y tratamiento) o Contaminación (uso de refrigerantes y aislantes con bajo potencial de calentamiento global).

BENEFICIOS SOCIALES. El ambiente interno de los edificios donde trabajamos, compramos o nos relacionamos es una importante contribución a la calidad de vida. Medidas como la calidad del aire, niveles de iluminación y ruido, inciden directamente en edificios más confortables, productivos, seguros y saludables.

BENEFICIOS AMBIENTALES. El certificado MEES® permite impulsar un cambio cultural a diferentes niveles, por ejemplo, la capacidad de transformación del mercado al promocionar el uso de materiales constructivos sostenibles y sustentables.